MAGNOLIA

Dicen que cuando se te presenta una planta por tercera vez, ella te está hablando.
Estamos acostumbradas a escuchar solo de UNA forma.
Se nos olvidó que todo habla todo está vivo y vibrante , solo hay que estar atentxs presentes, para escuchar.
Hay un hilo dorado que nos interconecta en el tejido red de vida , estamos dentro de la gran telaraña de La Creación.
La Magnolia se ha presentado como una aliada compañera guía. Enseñándome a recordar conectar con el hilo dorado, solar, entregada en apertura y una vulnerabilidad que lleva fuerza y arraigo. Ella está expuesta al cielo, su corazón fiusha fractal, abierto, rojo, conteniendo las semillas y la geometría.
Magnolia su perfume endulza y llega profundo, desde la Matriz, al corazón y la visión.
Magnolia que me permite escuchar la vibración del sonido sutil, las frecuencias de las emociones. Ella instaló una frecuencia de amor y con su sola vibración, sacó miedo de mi cuerpo.
Ha sido un viaje profundo y generoso con ella. Crece en arboles con raíz es fuertes y ramas expandidas. Su flor seca es dorada, como su energía, y sus hojas aterciopeladas.
Magnolia se ha vuelto una aliada. Planta Maestra, planta de poder. Ha sido un sostén durante los tiempos de profunda transformación.

Pegamento de los corazones rotos, Yololxóchitl.